Seleccionar página

Hoy voy a hablar sobre un tema que realmente me entristece y enfurece.

Me entristece y enfurece ver a padres con sus hijos en terrazas o parques y ver cómo los padres están con los móviles o pasando de sus hijos y los niños con las Tablets, como si fuesen una familia aislada de la comunicación, aislados de disfrutar de sus niños en cada momento o al menos, entiendo que a veces como padres os podáis sentir muy agotados, pero al menos si queréis descansar un poquito hacerles de su tiempo una productividad, como por ejemplo, comprándole juegos educativos y de desarrollo.

He conocido casos en los que hay padres que no saben cómo controlar un berrinche de sus hijos o se cansan de prestarles demasiada atención, tanto, que ellos sienten la necesidad de buscar tiempos para no estar tan pendiente de ellos y que les dejen más tranquilos, o simplemente falta de paciencia, paciencia de no saber cómo buscar otra forma de tranquilizarles, es por ello que optan a lo fácil, darles la Tablet. Hay que tener muy claro la decisión de querer un hijo, porque mañana tendrá las bases que vosotros le habéis enseñado.

Hay padres que no saben actuar como tal porque sienten debilidad, le dan a sus hijos todo lo que piden por la boca siempre, porque pueden, porque quizás a los padres les faltó en la infancia de todo y ahora que tiene hijos y pueden les quieren dar todo lo que ellos quieran pero lo cierto es que así solo empeorarán las cosas. Les enseñareis a que siempre tengan lo que quieren y no aprendan a esperar, no aprendan a aceptar un no por respuesta y coja esas actitudes agresivas e irrespetuosas.

El uso diario de una Tablet puede afectar a sus comportamientos

Es realmente fácil que un ser humano se enganche a la tecnología y los niños, más fácil aún.

Hay niños que pueden estar usando una Tablet un promedio de 2 a 7 horas. Cuando se la das a los niños desde pequeños por mucho tiempo, encuentran su remedio para calmar su enfado, para calmar sus ganas de querer ir al parque, sus ansias por comer, calmar sus ganas de esperar algo que quieren ya… ¿No os ha pasado, que cuando se les ha quedado sin batería, tienen actitudes agresivas? Como levantamientos de voz, berrinches, llamar la atención de cualquier forma, incluso pueden llegar a sonar amenazantes, aprietan los puños dientes…

Problemas que pueden ocasionarle

Se han acostumbrado a que esa sea su forma de que estén tranquilos, cada vez que los niños se han sentido alterados los padres no han usado otras opciones y han recurrido a la más fácil.

Esto puede crear a los niños hiperactividad, que se encuentren tranquilos solo cuando juegan con ella, pero cuando se les queda sin batería o en algún momento se la habéis escondido para que no pasen tanto tiempo con ella, se volverán inquietos y no sabrán tranquilizarse con otros juegos. Cada vez les irá costando más que presten atención a otro tipo de juegos si siempre le damos el mismo.

Les puede ocasionar problemas a la hora de conciliar el sueño, tienden a dar vueltas y vueltas en la cama, abrir y cerrar los ojos constantemente, problemas de bruxismo, en resumen, les cuesta estar tranquilos cuando no tienen en la mano ese aparato tan pequeño pero tan dañino. Hay niños que no saben meterse a la cama sin su Tablet, por favor, no consentir eso aunque parezca imposible.

Pueden ver cosas que no son acordes para sus edades

Si no podéis estar en cada momento al lado de vuestros hijos mientras usan el aparato es completamente peligroso. Los niños aprenden a descargar juegos y acaban descargando cosas que no deberían tener. Aprenderán también a usar YouTube para ponerse sus dibujos, o al menos es lo que piensas. Lo cierto es que acaban viendo vídeos para nada educativos, pero ellos sí que lo verán normal, como por ejemplo, vídeos de juegos en los que van matando a personas, aparece sangre por todos lados y para colmo a los YouTubers les parece gracioso hacerlo y se ríen de los actos que están cometiendo en el juego. Los niños acabarán aprendiendo que ir por la calle atropellando peatones sea normal al igual que pinchar con una navaja o los disparos con armas les resulte divertido, tanto hasta el punto en el que pueden presenciar un accidente en la vida real y empiecen a reírse como los malvados de los vídeos. Hay que llevar muchísimo cuidado y no dejarles cuando la usen JAMÁS solos. Ellos son demasiado pequeños para diferenciar el bien del mal, por eso es tan importante que los padres estén pendientes a cada momento, para hacerles saber y entender lo que está bien y lo que no.

 

¿Tus hijos tienen adicción y piensas que es demasiado tarde?

Tranquilos que nunca es tarde para poner soluciones, pero sí hay que armarse de paciencia y respirar hondo cuando estemos soportando los berrinches de los niños.

Si tus hijos duermen con la Tablet, no se la des, escondérsela, diles que no sabes dónde está, que se ha quedado sin batería o que se ha roto. Seguramente te monten el numerito porque están acostumbrados a ello pero no les des importancia a sus berrinches porque al principio será normal, no les hables con tonos agresivos y de enfurecimiento, hacerles entender que hay que dormir sin Tablet, acostarse, abrazarles, ni si quiera les levantes la voz, ármate de paciencia. Si tienen que tardar horas en dormirse que lo hagan, no cojáis vosotros tampoco los teléfonos, sólo permanecer acostados al lado de ellos y simular que estáis durmiendo. No será fácil, pero hacerlo cada noche. Más adelante si os apetece mirar el móvil estando con los niños al lado, si te dicen que quieren ver les dices que no, que se pongan a dormir, aunque se enfaden, se acabarán durmiendo.

Durante el día, si no sois capaces de quitárselas de la noche a la mañana, ponerles un horario, no más de 1 hora al día, aunque yo lo que aconsejo directamente es que no volváis a dársela jamás.

Cuando pregunten por ella decirles que está rota, aunque lloren, aunque griten o salten por los sofás. Si os levantan la voz no tenéis que consentirlo, pero no se soluciona cuando vosotros se la levantáis también. Hay que hacerlo de la forma más relajada posible, para que los niños vayan aprendiendo que esas actitudes no son nada buenas ni respetuosas. Decirles cosas como por ejemplo, a los niños les encanta ver a un abuelo o tío que ve constantemente, o ir al parque, hay que decirles que o cambian su actitud o no irán al parque o no irán a visitar a esas personas que les encantan. Mostrarán a veces una actitud pasota, incluso dirán que les da igual, que no quieren eso aunque en el fondo sí. Es probable que probéis con otros juguetes y no quieran jugar porque solo están interesados en la Tablet, aquí lo que debemos de hacer es llamarle la atención con otros juegos, comprarles juegos de mesa o para jugar en familia, juegos de entretenimiento y desarrollo. Si ellos no quieren, ponerse vosotros a jugar, para que se den cuenta que si no tienen la Tablet pueden buscar más opciones. Los niños al final por aburrimiento acabarán por jugar con otras cosas.

Poco a poco, paso a paso, con la clave de la paciencia y el respirar hondo, conseguiremos cambiar el humor y comportamiento de los pequeños. Lograremos que busque en otros juegos el modo del entretenimiento. Si estáis en una terraza y queréis estar un rato tranquilos, echarse a vuestras mochilas juegos pequeños que puedan usar en la mesa.

 

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies